Conflicto de Interés

La evidencia es abrumadora. Los hechos demuestran que la intervención de los partidos políticos en la administración pública hace imposible el manejo de las agencias y corporaciones públicas. El manejo irresponsable de sus activos, es evidente. Las agencias no le pagan a las corporaciones públicas por el consumo de electricidad, agua y otros servicios. Las corporaciones públicas no cobran las deudas pendientes de pago por los municipios ni por las agencias del gobierno central. El ejecutivo interfiere directamente en la gerencia de las agencias y corporaciones. La legislatura ha ganado presencia legal en las juntas de directores de corporaciones públicas. El conflicto de intereses es insalvable. El ejecutivo presiona al Banco Gubernamental de Fomento para que financie operaciones que de ninguna manera pueden ser justificadas por criterios de administración. Lo hace solo para evitar que se ajusten las tarifas a los niveles que resultan de la ineficiencia de las operaciones. La legislatura fuerza al Banco a otorgar lineas de crédito que enmascaran el déficit que entonces produce la operación.

El modelo original de las corporaciones públicas se diseñó para evitar precisamente lo que hoy día es el patrón de normalidad. Las juntas de directores obedecen a sectores políticos. Ya no son autónomas. El modelo ha fracasado y nos arrastra precipicio abajo. ¡¿Qué mucho daño han hecho los partidos?!

About Elías Gutiérrez

Profesor de la Escuela Graduada de Planificación de la Universidad de Puerto Rico desde 1966. Nació el 3 de julio de 1942 en la ciudad de Nueva York. En 1945 se traslado a Puerto Rico. En 1964 y 1965, respectivamente, obtuvo grados de Bachillerato y Maestría en Economía de la Universidad de Puerto Rico. En 1966, cursó estudios postgraduados en Planificación Económica en el Instituto de Estudios Sociales de La Haya, Holanda. Más tarde, en 1969 y 1973, respectivamente, obtuvo grados de Maestría y Doctorado en Economía y en Planificación Urbana y Regional de la Universidad de Cornell.
This entry was posted in Economic Policy and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply