La soledad de la minoría y la satisfacción de dañar la fiesta

En esta sociedad nuestra donde la mayoría manda, pero las minorías deciden, se siente uno muy solo cuando se trata de usar la razón. No quiero decir que tenga uno la razón. No, lo que quiero decir es que las decisiones se toman en nuestro modelo de gobierno en función de lo que se les hace opinar a un conglomerado de electores. Ese proceso no necesariamente responde a un razonamiento lógico ni siquiera a la ponderación de hechos. Se trata, más bien, de un proceso de mercadeo y propaganda que apela a emociones, sentimientos, prejuicios, miedos, verdades y mentiras. El resultado es la decisión sobre la cual luego actúan legisladores y ejecutivos. Claro, actúan de acuerdo a su interpretación de los resultados electorales. Resultados que muchas veces se interpretan de forma torcida y sorpresiva. Recuerdo cuando Norma Burgos, ex secretaria de Estado para el gobernador Rosselló, certificó que la estadidad había triunfado con mayoría en un plebiscito. Un plebiscito en el cual la mayoría había ido a para a la opción de “ninguna de las anteriores”.

Hoy, cuando es evidente por lógica matemática, que la estadidad ha obtenido mayoría absoluta sobre las alternativas con las que compitió, vemos cómo se hacen cabriolas para “demostrar” aritméticamente que no.

Pues, amigos, siento decirles que, gústenos o no, el electorado no ha dejado duda alguna sobre su preferencia. Se le podrán encontrar defectos de toda índole a la formulación de las preguntas presentadas, pero el resultado es estruendoso.

About Elías Gutiérrez

Profesor de la Escuela Graduada de Planificación de la Universidad de Puerto Rico desde 1966. Nació el 3 de julio de 1942 en la ciudad de Nueva York. En 1945 se traslado a Puerto Rico. En 1964 y 1965, respectivamente, obtuvo grados de Bachillerato y Maestría en Economía de la Universidad de Puerto Rico. En 1966, cursó estudios postgraduados en Planificación Económica en el Instituto de Estudios Sociales de La Haya, Holanda. Más tarde, en 1969 y 1973, respectivamente, obtuvo grados de Maestría y Doctorado en Economía y en Planificación Urbana y Regional de la Universidad de Cornell.
This entry was posted in Politics and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply