Notas

Recuerdan ustedes aquellos días terribles cuando repartían la tarjeta con las notas del trimestre en la escuela. Para mí, por lo menos eran una pesadilla. Lo peor, en mi caso, era que aunque las calificaciones en las materias de estudio eran más o menos aceptables, la nota de “conducta” no lo era. Esa nota provocaba un viaje de mi padre a consultar con la maestra para buscar remedio.

–El es muy inteligente. Puede hacer mejor trabajo. Pero…se distrae, habla mucho en clase.

Siempre pasaba lo mismo. Las consecuencias eran severas y seguras. Cero cine los sábados. Cero programas de radio. De la televisión, que estaba empezando, ¡olvidate! Trabajo adicional en la casa con una maestra que venía todas las tardes a servirme de tutora.

Pues algo así le está pasando a Puerto Rico. Claro, la situación es más grave. Se trata de la calificación crediticia. Esas notas determinan si el gobierno puede ir al mercado a pedir prestado y a que precio conseguirá el dinero.

Para un gobierno que gasta más de lo que recauda y que la diferencia la tiene que financiar con prestamos, esta situación se va agravando con el tiempo. De hecho, ya es muy grave. Tan grave es que nos han dado una advertencia. O enderezamos las finanzas, independientemente de las promesas electorales, o nos atenemos a las consecuencias. Y las consecuencias no van a limitarse al costo del dinero. No. Lo que está en juego es si le cierran el mercado de financiamiento que utiliza el gobierno del ELA.

Si ocurre lo peor, se desatará una espiral de acontecimientos que producirán una espiral calamitosa. En palabras de uso común y corriente, el gobierno tendrá que tomar prestado a precios de usura. Cada vez una mayor tajada del presupuesto se tendrá que destinar al pago de la deuda pública. No importará cuantos gobiernos caigan víctimas del “voto castigo”. El castigo será y lo sufriremos todos. No nos quedará ni el consuelo de buscar un culpable. Nos hemos dado una juerga de catorce quilates y ahora tendremos que pagar por ella.

Llegó la tarjeta con las notas.

About Elías Gutiérrez

Profesor de la Escuela Graduada de Planificación de la Universidad de Puerto Rico desde 1966. Nació el 3 de julio de 1942 en la ciudad de Nueva York. En 1945 se traslado a Puerto Rico. En 1964 y 1965, respectivamente, obtuvo grados de Bachillerato y Maestría en Economía de la Universidad de Puerto Rico. En 1966, cursó estudios postgraduados en Planificación Económica en el Instituto de Estudios Sociales de La Haya, Holanda. Más tarde, en 1969 y 1973, respectivamente, obtuvo grados de Maestría y Doctorado en Economía y en Planificación Urbana y Regional de la Universidad de Cornell.
This entry was posted in Economic Policy and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply