50 en 18

El secreto mejor guardado de estas elecciones probablemente es el origen de la promesa que hizo el candidato, hoy gobernador García Padilla con relación a los 50,000 puestos de trabajo nuevos que crearía en un período límite de dieciocho meses. Muchos economistas nos preguntamos de dónde salió esa meta. ¿Cómo se determinó su factibilidad? ¿Qué metodología predictiva fue aplicada para el cálculo de puestos y para el tiempo que tomaría su creación?

Hasta la fecha, el nuevo gobierno sólo ha dicho que espera alcanzar la meta por vía de créditos a la factura de consumo de energía eléctrica a empresas que aumenten su plantilla laboral. La administración entrante ha hecho alusión, además, a la flexibilización de requisitos en permisos y leyes que aplican en el área laboral. La especificidad en este renglón ha sido menos que preciso. Se ha mencionado establecer requisitos para que la producción local vaya a satisfacer demanda generada por el propio gobierno. La demanda por comestibles que generan los comedores escolares del Departamento de Ecucación es ejemplo de este factor. Se han mencionado los edificios fabriles en desuso que posee Fomento y que pueden ser arrendados a razón de un canon nominal equivalente a un dólar por año a empresas nuevas.

Ninguno de los “incentivos” mencionados parece tener la capacidad necesaria para sostener la generación de 50,000 puestos de trabajo adicionales a los normalmente generados en un periodo de año y medio.

¿De dónde sale, entonces, esta meta? En campañas pasadas se han formulado promesas que luego han sido difíciles de cumplir. Pero no recuerdo un caso en el que la promesa haya sido formulada con tal grado de precisión matemática, v.gr.,50 en 18. No hay lugar para variaciones. No hay imprecisión ni vaguedad en los términos. Son meses y puestos. Tan precisos son los términos de la meta que la entrante administracion ha ordenado a los jefes de agencia que establezcan sus propias metas. La nueva Secretaria del Departamento de Agricultura ha hecho público que se compromete con la creación de 5, 675 empleos. Tomen nota que la Secretaria no ha dicho 5,670. No, no, no. Ha dicho 5,675. No hay duda que los miembros del Gabinete han sido instruidos con relación a la seriedad de la especificidad de la meta.

Ahora bien, retornemos a la meta en si. ¿Dónde se origina?¿Cuál es su apoyo analítico? ¿Qué economista de prestigio realizó el análisis y evaluación necesarios para llegar a su formulación como una meta alcanzable? ¿Cuál es el coste de lograrlo para el gobierno y para el sector privado? No olvidemos que los puesto de trabajo que serán creados en ese período de dieciocho meses serán generados en el sector privado de la economía de Puerto Rico. No serán empleos en el gobierno (central, municipal o corporaciones públicas.

Por último, me tiene muy intrigado otra interrogante. Me explico. Si la administración entrante está tan convencida de la factibilidad de la meta de 50 en 18, habrá factorizado su realización en otros estimados importantes para su estrategia financiera. Por ejemplo, ¿estarán los estimados de recaudos por concepto de tributos, asociados con la realización de la meta de empleos? ¿Estará su próxima presentación a las casas evaluadoras de la calidad del crédito apoyada en el supuesto de que esta meta habrá de cumplirse a como dé lugar?

¡Cómo me gustaría saber quién definió esta meta!

About Elías Gutiérrez

Profesor de la Escuela Graduada de Planificación de la Universidad de Puerto Rico desde 1966. Nació el 3 de julio de 1942 en la ciudad de Nueva York. En 1945 se traslado a Puerto Rico. En 1964 y 1965, respectivamente, obtuvo grados de Bachillerato y Maestría en Economía de la Universidad de Puerto Rico. En 1966, cursó estudios postgraduados en Planificación Económica en el Instituto de Estudios Sociales de La Haya, Holanda. Más tarde, en 1969 y 1973, respectivamente, obtuvo grados de Maestría y Doctorado en Economía y en Planificación Urbana y Regional de la Universidad de Cornell.
This entry was posted in Economic Policy, Economics, Politics and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply