Cuidado con el Banco Gubernamental de Fomento Económico

El Banco Gubernamental de Fomento Económico (BGF) es el principal instrumento financiero del gobierno de Puerto Rico. Además, funge como agente fiscal del gobierno y de las corporaciones públicas. Hoy día el BGF cuenta con unos $2,000 millones en liquidez. La situación financiera de la institución se ha fortalecido poco a poco. No obstante, hay preocupación de las agencias que clasifican su grado de calidad crediticia.

En el pasado, el BGF ha sido sometido a presiones portentosas desde el poder Ejecutivo con el fin de utilizar sus recursos financieros para capitalizar proyectos originados en promesas de naturaleza política. Uno de esos casos fue el proyecto de Comunidades Especiales. En esa ocasión, el gobernador de turno exigió a BGF que aportara $500 millones a un fondo especial (que supuestamente sería “permanente”). Con esa aportación se crearía el corpus del fondo dotal. La aportación del BGF, constituyó, en palabras de uso ordinario, un regalo que salió del capital del banco. Luego, el Ejecutivo pidió al BGF que otorgara al fondo un préstamo de $500 millones adicionales (supuestamente “permanente”) dando como garantía el monto de capital aportado en primera instancia ($500 millones) por el propio BGF.

De esa forma se capitalizó el proyecto que iba dirigido a crear un fondo “perpetuo” de $1,000 millones para hacer obras en comunidades de arrabal. Se utilizó un eufemismo para describirlas en el parloteo político, v.gr., “comunidades especiales”. Recientemente ese eufemismo se ha sustituido por otro, v.gr., “comunidades desventajadas”.

Llámense como se llamen, ese programa de inversión generó un gasto que sobrepasó el monto originalmente colocado por el BGF en fondo “perpetuo” ($1,000 millones). El golpe a la hoja de balance del BGF fue significativo y se reflejó en el estado de situación financiera.

Hoy se anuncia la radicación de piezas legislativas dirigidas a “obligar” al BGF que “capitalice de la manera que sea necesaria) a una nueva entidad, denominada Corporación de Inversión Apremiente (“Coina”). La cantidad que la ley (de ser aprobado el proyecto) obligaría al BGF a colocar en “Coina” sería de $500 millones.

Esta vez, al BGF se le estaría obligando, por la legislatura, a capitalizar otra entidad. La intención sería que dicha entidad tenga como fin invertir en acciones preferidas emitidas por empresas que “crearían empleos”. ¿De dónde saldrían esos $500 millones? Pues, del capital del BGF, o de la emisión de deuda nueva (bonos). Nada se dice en el proyecto en cuanto a como se recuperaría dicha inversión, colocada a riesgo, en empresas cuyo fin no necesariamente será añadir valor a la producción, sino la “creación de empleos”.

About Elías Gutiérrez

Profesor de la Escuela Graduada de Planificación de la Universidad de Puerto Rico desde 1966. Nació el 3 de julio de 1942 en la ciudad de Nueva York. En 1945 se traslado a Puerto Rico. En 1964 y 1965, respectivamente, obtuvo grados de Bachillerato y Maestría en Economía de la Universidad de Puerto Rico. En 1966, cursó estudios postgraduados en Planificación Económica en el Instituto de Estudios Sociales de La Haya, Holanda. Más tarde, en 1969 y 1973, respectivamente, obtuvo grados de Maestría y Doctorado en Economía y en Planificación Urbana y Regional de la Universidad de Cornell.
This entry was posted in Economic Policy, Government, Politics and tagged . Bookmark the permalink.

2 Responses to Cuidado con el Banco Gubernamental de Fomento Económico

  1. Moyra says:

    Saludos Profesor, cuál es la ley que obliga a las Corporaciones a depositar en GDB sus instrumentos financieros una vez van llegando a su fecha de vencimiento?

Leave a Reply