¿Incentivos?

Bendito… He visto la lista de “incentivos” anunciados hoy por el gobierno para estimular la creación de nuevos puestos de trabajo.

Me siento muy triste. No veo nada en la información provista que pueda provocar a ningún empresario a organizar una empresa para aprovechar la oferta del gobierno. De hecho, algunas de las empresas que, por vía de sus representantes, han prometido (simbólicamente) crear puestos de trabajo en números significativos lo hacen para proyectos que ya estaban en marcha. Uno de ellos es Plaza Internacional. Otro es un almacén de distribución de los supermercados Econo. Es decir, esos puestos de trabajo se hubiesen generado sin los subsidios anunciados hoy.

Me imagino que habrán más eventos como el de hoy con la participación de otros grupos empresariales. Quizás los grupos se alineen con grupos industriales. El de hoy parece estar agrupado alrededor de comerciantes. Se destacan en este grupo los establecimientos de dispendio de comidas rápidas, supermercados y almacenes de venta de bienes de consumo en centros comerciales, por ejemplo, Plaza Internacional.

Estos elementos del comercio no generan producción de potencial de exportación. Más bien son distribuidores de bienes importados. Por lo tanto, la efectividad indirecta de los puestos de trabajo que pudiera “crear” no contará con efecto multiplicador significativo en la economía local.

Me preocupa el programa copiado de la ciudad de Atlanta, Georgia, bautizado con el slogan “The Power of One”. La información que se tiene del resultado de esa iniciativa en Atlanta no ha sido verificada por ningún agente independiente. No se sabe si los 29,000 puestos de trabajo que reclama el Gobernador de Georgia fueron creados, o de qué porción, si alguna, fue de empleos nuevos. Lo que si se sabe es que Georgia no tiene buena reputación en lo que a la información que distribuye se refiere.

Me duele decirlo, pero hasta el momento, el paquete de incentivos anunciado me parece un aguaje, por no decir “un paquete”.

About Elías Gutiérrez

Profesor de la Escuela Graduada de Planificación de la Universidad de Puerto Rico desde 1966. Nació el 3 de julio de 1942 en la ciudad de Nueva York. En 1945 se traslado a Puerto Rico. En 1964 y 1965, respectivamente, obtuvo grados de Bachillerato y Maestría en Economía de la Universidad de Puerto Rico. En 1966, cursó estudios postgraduados en Planificación Económica en el Instituto de Estudios Sociales de La Haya, Holanda. Más tarde, en 1969 y 1973, respectivamente, obtuvo grados de Maestría y Doctorado en Economía y en Planificación Urbana y Regional de la Universidad de Cornell.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply