Interés Público vs. Interés Privado

El gobierno de Puerto Rico es o ha sido dueño en algún momento de:

La fábrica de cartón
La fábrica de botellas
La fábrica de cerámica
La fábrica de cemento
Las centrales azucareras
La fábrica de enlatado de piñas
La refinería de petróleo CORCO
El Almacén de Línea Completa
El telégrafo
Las Navieras
La Telefónica
Once aeropuertos
Los hoteles
Los hospitales y CDT´s
Fincas de arroz, caña de azúcar, piñas, vegetales
Instituciones de educación superior
Líneas de transporte colectivo
Compañía de seguro ACCA y Fondo del Seguro del Estado
Instalaciones para espectáculos y eventos deportivos: coliseos, canchas, parques

La lista que aparece arriba no está ordenada por ningún criterio o secuencia cronológica. La escribí como la fui recordando. Se trata de instancias en que el gobierno ha intervenido directamente para construir, administrar y ofrecer servicios directos como si fuese un ente productivo privado, para luego verse forzado a salirse de esas áreas de negocio.

En todos los casos la salida del gobierno ha sido resistida. En algunos casos la resistencia alcanzó niveles violentos. Ejemplo, la venta de la Puerto Rico Telephone Co.

Podemos hacer otra lista. En esta ocasión, de proyectos de gran envergadura de iniciativa pública o privada que confrontaron resistencia para realizarse. La lista incluiría:

Super puerto del Sur
Planta generatriz de energía eléctrica en Mayagüez
Súper acueducto del Norte
Gasoducto del Sur
Gasoducto del Norte
Las Autopistas PR 22 , PR 5, PR 66 y Puente Teodoro Moscoso
Planta generatriz de electricidad ECOELECTRICA

Ninguna de las listas es exhaustiva. Algunos items de la lista son instancias donde el gobierno permitió la entrada de entes privados que aún operan en campos antes monopolios absolutos del Estado. La traigo a colación para señalar que, si por la opinión pública fuera, el gobierno no se hubiese salido de ninguna de la operaciones que aparecen en la primera lista y ninguno de los proyectos que aparecen en la segunda lista se hubiesen construido. Más aún, la opinión pública estuvo o está insatisfecha con el desempeño del gobierno en todas esas instancias. Y tiene razón el público para estar insatisfecho. El gobierno ha demostrado que es incapaz de regentear los activos del País y ofrecer servicios de mínima calidad. El gobierno ha fracasado rotundamente.

Los opositores a que el gobierno se saliera de ciertas operaciones hoy olvidan convenientemente las razones que obligaron al Estado. Tampoco admiten que, sin importar cuan impopular fueron esas decisiones, el tiempo dio la razón a los que las llevaron a cabo. Ejemplos de ello son: la venta (aun atrasada) de la Puerto Rico Telephone, Co., la venta de Las Navieras y la disposición de TODOS los hoteles. Proyectos como el Super acueducto y la Ruta 66 fueron combatidos por décadas. Hoy, se consideran piezas indispensables de la infraestructura de país financiadas y operadas por el capital y la gerencia privada.

La discusión en torno a la concesión de la gerencia, desarrollo y operación del aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín se ha tornado irracional. La decisión fue forzada por la insolvencia de la Autoridad de los Puertos y la incapacidad del gobierno del ELA para auxiliar financieramente a la Autoridad. El gobierno corre un gran peligro si cede a la presión de los sindicatos y de los intereses comerciales que se resisten al negocio pactado con el concesionario luego de negociaciones regidas por una ley y convertidas en un contrato firmado.

Las consecuencias que conlleva renegar de la palabra empeñada por el Estado por vía del gobierno son incalculables. La Autoridad de los Puertos no sobrevivirá. Su colapso tiene el potencial de arrastrar al gobierno del ELA consigo hacia el precipicio financiero.

Los que argumentan que “el negocio es malo” se olvidan, a propósito, que el gobierno no está en condiciones de negociar. El gobierno no tiene alternativa. Tiene que salirse de esa operación. Obtuvo el mejor postor de doce candidatos que participaron en un proceso delineado por ley. Negoció y obtuvo el mejor negocio que pudo lograr. Todo negocio puede ser mejorado para cualquiera de las partes. Ahora bien, a la que se definen condiciones mínimas con el fin de que sean inaceptables para una de las partes, no hay negociación que valga. Eso es precisamente lo que pretenden los que hoy dicen que “el negocio es malo”.

Malo va a ser el menoscabo que sufrirá la confianza en la palabra empeñada del gobierno. Malo va a ser dejar escapar la oportunidad de generar un desarrollo en lo que a muchos opositores le gusta llamar “el principal activo de infraestructura del país”. Malo va a ser que el crédito de Puerto Rico sufra una degradación tal que impida acceder al marcado de capital. Malo va a ser que los sindicatos (que son entes privados) adquieran poder efectivo del veto sobre las decisiones estratégicas del País.

En aras de la “participación” y la “apertura” se corre el peligro de rendir el interés público a intereses que son estrictamente privados, que responden a agendas particulares y, en ocasiones, ideológicas.

About Elías Gutiérrez

Profesor de la Escuela Graduada de Planificación de la Universidad de Puerto Rico desde 1966. Nació el 3 de julio de 1942 en la ciudad de Nueva York. En 1945 se traslado a Puerto Rico. En 1964 y 1965, respectivamente, obtuvo grados de Bachillerato y Maestría en Economía de la Universidad de Puerto Rico. En 1966, cursó estudios postgraduados en Planificación Económica en el Instituto de Estudios Sociales de La Haya, Holanda. Más tarde, en 1969 y 1973, respectivamente, obtuvo grados de Maestría y Doctorado en Economía y en Planificación Urbana y Regional de la Universidad de Cornell.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

2 Responses to Interés Público vs. Interés Privado

  1. Pedro Perez says:

    Dr. Gutierrez

    Where can I find the documents (*.pdf) that explain the deal between the governent and the Mexican company? Where can I find the list of businesses that bid for the contract? Was there any private puertorican capital (local/native) biding for the deal? If so, why did they lost? by how much?

    I read somewhere, that the Mexicans managed to secure funding from multiple sources to pay for the deal. If so, how come the puertorican capital failed to secure the same and/or more capital to win the deal?

    If there was no native capital, how do we get to a position where there is? We (Puerto Rico as a nation, or as a State) needs capital formation. It is the only way to long term properity.

    Why are we failing (Puerto Rico, that is) at proper capital formation, VC markets, etc? Do you have any pointers to articles, books, blogs that discuss this issue at length?

    Ahh, so many macroeconomic questions, so many cultural questions, so little time,
    De regreso al trabajo,

    Pedro Perez

Leave a Reply