Consumación

La economía que buscamos cuando hablamos, redefine los problemas sin que nos demos cuenta. Por ejemplo, ahora es común referirse a la insolvencia de los planes de pensión del gobierno como el problema de “retiro”.

Nuestra obsesión por reducir lo complejo y lo doloroso a términos simples nos lleva a diagnosticar implícitamente de forma incorrecta problemas de gran magnitud. No, el problema no es de “retiro”. El problema es de productividad. La generación contemporánea no es lo suficientemente productiva como para sufragar el coste de sostener el flujo de ingresos que compró la generación anterior para recibir una pensión.

La baja productividad de la economía de Puerto Rico, el achicamiento de su acervo de capital productivo, la reducción en el estándar de vida, el estancamiento de los salarios reales, la emigración resultante y la legislación irresponsable que otorgó beneficios no cotizados a los ya jubilados, hace inviable el sistema de pensiones. No hay suficientes trabajadores para sostener tantos jubilados. En algunas corporaciones públicas ya hay más jubilados que empleados. En la medida que la tasa de partición laboral se reduce y la emigración acelera, la situación se hará cada día más insoportable.

Como era de esperarse, ya hay síntomas de la emergente guerra que inevitablemente se producirá entre generaciones. El contrato social se romperá en la medida que el colapso de los sistemas de pensiones no se conjure. La solución para muchos será escapar. En esa medida, no sólo habrá menos trabajadores para sostener el sistema, sino que la producción real se continuará encogiendo. Los que queden residiendo en el país serán responsables del pago de la deuda acumulada parcialmente por ellos mismos y por los que escapen. Así será consumada mi predicción y Puerto Rico habrá alcanzado la categoría de gueto de viejos pobres.

About Elías Gutiérrez

Profesor de la Escuela Graduada de Planificación de la Universidad de Puerto Rico desde 1966. Nació el 3 de julio de 1942 en la ciudad de Nueva York. En 1945 se traslado a Puerto Rico. En 1964 y 1965, respectivamente, obtuvo grados de Bachillerato y Maestría en Economía de la Universidad de Puerto Rico. En 1966, cursó estudios postgraduados en Planificación Económica en el Instituto de Estudios Sociales de La Haya, Holanda. Más tarde, en 1969 y 1973, respectivamente, obtuvo grados de Maestría y Doctorado en Economía y en Planificación Urbana y Regional de la Universidad de Cornell.
This entry was posted in Economic Policy, Government and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply