No Entiendo

El acuerdo para salvar de una vez por todas, según el gobernador, el plan de pensiones del gobierno central es, para mí, un enigma. No entiendo. ¿Cómo es posible que habiéndose agotado los activos netos del fondo, forzando que las pensiones se estén pagando del capital porque el del flujo de las aportaciones no da ni para eso, la solución sea aumentar el monto de la mayoría de las pensiones? ¿Cómo es que la “solución” hace necesario que la aportación del gobierno a ser cargada contra el fondo general se eleve a $200 millones pero que no sean necesarios nuevos impuestos? ¿Cómo es que este plan mágico salva de forma permanente las pensiones de los empleados del gobierno central, sin que sea necesario inyectar capital al fondo de retiro?

En la conferencia de prensa que ofreciera el gobernador, flaqueado por los presidentes de ambas cámaras, reclamó haber llegado a un acuerdo con el liderato de su partido que “resuelve permanentemente” el problema y anuncia que no se tendrá que hablar más del asunto. Un problema que monta la cantidad de $35,000 millones cuando se suman los tres sistemas de pensiones. Anunció el acuerdo a pesar de que la legislatura no actuará sobre el mismo hasta entrado el mes de abril. Tajantemente se explicó por el gobernador que no habrán impuestos nuevos.

Pues, entonces, de donde saldrán los $200 millones, o más, que se cargarán contra el fondo general. De no haber recortes por esa cantidad en otras partidas del presupuesto, el déficit estructural aumentará por esa cantidad. Para evitarlo, tendrá que haber recaudación adicional.

Ayer los rumores que provenían de la legislatura anunciaban impuestos a empresas comerciales de escala mayor. A las llamadas “megatiendas”. Se conoció que otra medida considerada con fuerza es un aumento en el arbitrio que se carga contra los cigarrillos.

Los legisladores alegan que estos tributos no son pagados por la gente. En su exquisito estilo orweliano pretenden que la población crea que el efecto indirecto de esos impuestos no se traducirá en precios más altos a ser cargados contra los bienes y servicios que venden los comercios.

Claro está, la secretaria de Hacienda contribuirá estimando que el nuevo sistema electrónico a utilizarse para captar el IVU generará una recaudación adicional. Lo mismo nos dirá respecto a la planificada amnistía (evento que ocurre una sola vez y no genera ingresos recurrentes).

Aun con todas las explicaciones que sin duda alguna están confeccionando en el ejecutivo y el legislativo, yo no entiendo la aritmética. No me cuadra. Peor aun, luce muy parecida a la que nos metió en el problema en primer lugar.

About Elías Gutiérrez

Profesor de la Escuela Graduada de Planificación de la Universidad de Puerto Rico desde 1966. Nació el 3 de julio de 1942 en la ciudad de Nueva York. En 1945 se traslado a Puerto Rico. En 1964 y 1965, respectivamente, obtuvo grados de Bachillerato y Maestría en Economía de la Universidad de Puerto Rico. En 1966, cursó estudios postgraduados en Planificación Económica en el Instituto de Estudios Sociales de La Haya, Holanda. Más tarde, en 1969 y 1973, respectivamente, obtuvo grados de Maestría y Doctorado en Economía y en Planificación Urbana y Regional de la Universidad de Cornell.
This entry was posted in Economic Policy, Politics and tagged . Bookmark the permalink.

2 Responses to No Entiendo

  1. J. Alejandro Amoros says:

    Muy buenas preguntas.

  2. Papo says:

    Estimado señor:

    Lo primero es que la reforma planteada ayer domingo conlleva reducirle en $500.00 a todos los pensionados. Cuando hablan de los $700.00 es subirle $100.00 a los que ganan menos de $500.00, estos representan menos del 5% de los pensionados a los otros 95% le van a quitar 500 dólares, subirle su aportación a 10% y aumentarle la edad de retiro a 61 años mínimo, hay que aclarar para los empleados del Retiro General la gente se jubila con 40 años después de la reforma 2000. Sumele este númerito a su edad y veras cuando te retirabas.
    Los pensionados no ocasionaron la crisis, ni la malversión de fondos, ni los errores. Claro que podemos ponerle impuestos a las mega tiendas, compañias extranjeras que se llevaron unos 35 billones en ganancias, a los bancos y a algunos economistas que siempre dan soluciones para echarle la medicina amarga a los trabajadores y clase media.

Leave a Reply