El tamaño del gobierno

En días recientes el presidente del Senado ha planteado que el tamaño del gobierno no es problema. Es decir, que el gobierno no es muy grande. Lo que sí es problema, según el senador Eduardo Bhatia es que el sector privado es muy pequeño.

Por otro lado, el gobernador reclama que la degradación del crédito del gobierno de Puerto Rico no sería “mala en sí”. Según el gobernador, lo que es negativo son los “elementos que la provocan”.

Bueno, pues uno de los elementos que han provocado que el crédito del gobierno y sus corporaciones públicas se haya desvalorado, es el tamaño. El tamaño puede medirse por varias dimensiones. Todas las medidas son relativas a algún referente. Protágoras decía que “…el hombre es la medida de todas las cosas… “. Es decir, el último referente. Así pues, el tamaño del gobierno tiene que interpretarse con relación a un referente.

Si se toma el total de gastos en bienes y servicios de la economía de Puerto Rico encontramos que el sector público es predominante. Redondeando los número, de los $64,000 millones de gastos, $26,000 son gastos directos del gobierno. De los 950,000 empleados que informan las fuentes oficiales, 300,000 son empleados públicos. La deuda pública asciende a $70,000 millones. Además, el gobierno ha entrado en compromisos sin contar con recursos que los respalden. Por ejemplo, los sistemas de retiro confrontan $36,000 millones en obligaciones de ese tipo.

En la medida en que creció desbocado, el gobierno dejó de ser propulsor y estimulante de la economia para convertirse en lastre y parásito del sector privado. El tamaño relativo y absoluto del sector público, de acuerdo a cualquier métrica, es insostenible. El planteamiento del presidente del Senado resulta ofensivo.

No sólo es enorme el tamaño relativo del gobierno sino que ha penetrado e interviene en todos los aspectos de nuestras vidas. Peor aún, la intervención indiscriminada se realiza de forma torpe, inefectiva y en detrimento de los objetivos que nominalmente se pretenden alcanzar. En parte, esto se debe a la compenetración y dominio del partido político en el sector público. Paradójicamente, la enormidad del gobierno ha generado las condiciones que hoy se traducen en la ingobernabilidad. Toda propuesta de cambio queda cancelada por la acción que de inmediato ejecuta algún grupo de interés especial. En la lucha de todos contra todos, la parálisis reina.

Bajo las circunstancias actuales, lo que el sector privado logra realizar, lo hace porque el gobierno lo permite, casi a modo de excepción, o porque se realiza desde las sombras de la informalidad y la ilegalidad. Hemos retornado a los principios de las tiranías monárquicas en las que la actividad privada se realiza por vía de la gracia otorgada por el rey. Pero el soberano es un enorme
monstruo burocrático que responde solo a su propio interés.

About Elías Gutiérrez

Profesor de la Escuela Graduada de Planificación de la Universidad de Puerto Rico desde 1966. Nació el 3 de julio de 1942 en la ciudad de Nueva York. En 1945 se traslado a Puerto Rico. En 1964 y 1965, respectivamente, obtuvo grados de Bachillerato y Maestría en Economía de la Universidad de Puerto Rico. En 1966, cursó estudios postgraduados en Planificación Económica en el Instituto de Estudios Sociales de La Haya, Holanda. Más tarde, en 1969 y 1973, respectivamente, obtuvo grados de Maestría y Doctorado en Economía y en Planificación Urbana y Regional de la Universidad de Cornell.
This entry was posted in Economic Policy and tagged . Bookmark the permalink.

4 Responses to El tamaño del gobierno

  1. Carlos Padilla says:

    Tal parece que la solución popular al problema económico es el IVA. La solución estadista es la incorporación. Pero nadie quiere pagar impuestos. De modo que en la guerra de todos contra todos, la solución es individual. Si la isla pierde población a una tasa anual de 2%, en 36 años la población de Puerto Rico se habrá reducido por la mitad. Puerto Rico exportará 2 millones de habitantes más al resto de los Estados Unidos. Entonces tendremos el caso de que el 67% de los puertorriqueños vivirán en los Estados Unidos.
    Puerto Rico está en la situación de Grecia, con la excepción de que Puerto Rico tiene una unión bancaria y una semi unión fiscal con los Estados Unidos. El caso de Grecia es difícil porque los griegos (como los puertorriqueños) creen en el derecho divino a la exención contributiva y los alemanes se rehúsan a hacer las mismas transferencias de pagos que el gobierno federal le hace a Puerto Rico.
    Así, ante la irrupción de la crisis financiera mundial, el gobierno griego no sólo tiene que rescatar a sus bancos, sino que también tiene que atender los gastos de seguro social de su población. Es por ello que la deuda pública de Grecia anda por el 170% de PIB y su tasa de desempleo es de 27%. Puerto Rico, por el contrario tiene acceso a los fondos de rescate del sistema bancario de los Estados Unidos, TARP (1,000 millones que se le concedieron al Banco Popular) y también tiene acceso al seguro social de los Estados Unidos.
    Aunque las cosas en Puerto Rico no están tan malas en Puerto Rico como en Grecia, la situación de Puerto Rico parece ser insostenible. Con una deuda de 106 mil millones y un producto nacional de 72 mil millones, la tasa de endeudamiento de Puerto Rico es de 147%. “If something is unsustainable, it will stop,” decía Herb Stein. Habrá que ver cómo, ante la negativa de las clases altas de Puerto Rico de pagar impuestos, se detendrá esa espiral de endeudamiento. Si no hay cambio en el sistema tributario (hacia el IVA o hacia la incorporación), la emigración parece que continuará siendo la válvula de escape. Por otro lado, quizás la presión de la emigración produzca el cambio.

  2. Edgar A. Morales Márquez says:

    El presidente del Senado Eduardo Bhatia demuestra una arrogancia que solo es superada por su ignorancia en asuntos económicos. No solo ignora el lastre de la economía puertorriqueña, el gigantesco sector público, y justifica el despilfarro que el gobernador pretende llevar a cabo con el nuevo presupuesto presentado a la actual Legislatura popular.

    Desde hace muchos años se ha demostrado que en medida que el sector público crece, este ocupa espacios y recursos que solo el sector privado es capaz de utilizar productivamente. Mientras tanto, en medida que ya no pueden coger prestado, están forzados a subir impuestos en todos los sectores para mantener la clientela política dentro de las filas del gobierno central.

    El gobierno trata de salvarse a sí mismo destruyendo lo poco que queda de actividad económica privada. El Estado con esto provocará otro reajuste que a mediano y corto plazo redundará en más pobreza y desempleo y más dependencia del gasto público. Como ha dicho el doctor Gutiérrez antes: nadie parece saber cómo funciona la economía real. Nadie sabe qué requiere echarla hacia adelante. Todos quieren guisar en el Gobierno y todos tienen algo que perder si el gobierno se retrae a dejar que los factores productives se reestructuren para que recuperemos la capacidad de crecer de forma sostenible.

  3. Luis says:

    Nos dice el economist que el enanismo de la empresa privada es la solución. Estamos hablando de la empresa privada que vive y muere con el mantengo corporativo, si pepe. El problema es estructural y politico my dear Watson, todo lo otro que dices es bsaofia, articulada pero basofia.

  4. Hmmm, Es consequencial? un gobierno en donde el compromiso anual (lo que se paga) es de digamos segun sus numeros arriba $100 millones vamos a subirlo a $500 millones por especular por una poblacion de 3.7 personas. Ahora si nuestro GDP el a~o pasado fue $104 billones y los bonistas se llevaron $70 billones lo que se repite cada a~o, entonces para mi basado en esos hechos economicos el problema ne es el gobierno ni status social…si no como hacer maniobras economicas y politicas para safarnos de los $70 billones que salen fuera beneficiando a la industria PRIVADA y sus bonistas. Esa es la raiz del problema. Sera que tengamos que meterle taxes a las mega empresas, revivir nuestra agricultura, consumir diciplinadamente solo lo que producimos en la isla, crear empresas locales con abarcamiento internacional, buscando independencia economica. Y eso aplica seamos ELA, Independientes, o Estado.

Leave a Reply