Entrevista desde el Cono Sur

La periodista Internacional María Teresa Nielsen del diario “El Mercurio” de Chile hace varias preguntas. Las he contestado de la siguiente forma.

P 1— A nivel macro y en modo de resumen, ¿cómo se encuentra actualmente la economía puertorriqueña?

R 1. Estancada. No estamos experimentando una mera recesión. Se trata de un empantanamiento secular.

P 2—¿Cuáles diría ud. que son los motivos principales de esta crisis?

R 2. El populismo ha sido la causa del menoscabo de la plataforma de producción y del crecimiento del gobierno. El sistema de impuestos que alimenta al monstruo del sector público castiga las actividades de producción. Castiga el esfuerzo que genera ingresos, ahorros, inversión y producción. La dependencia y asistencialismo han alcanzado proporciones descomunales. El coste de las transacciones hace muy difícil que nuestra economía pueda añadir valor, elevar el estándar de vida y sostener puestos de trabajo. La inversión de capital privado se ha detenido. El gobierno ha llegado al limite de su capacidad financiera y se le hace imposible llenar el hueco.

P 3—¿Qué le parece las medidas que ha tomado el gobernador Alejandro García Padilla?

R 3. Han sido forzadas por la condición prevaleciente. Algunas han sido acertadas. Por ejemplo, la reforma de los planes de pensiones. Otras han sido desastrosas. Por ejemplo, la estructura de impuestos a las empresas.

P 4—¿Qué futuro le ve a las conversaciones que tuvieron hace un par de días las autoridades de la isla con las casas acreditadoras de Wall Street?

R 4. Las agencias de acreditación han decidió que sea el mercado el que hable. Por eso le han dicho al gobierno que tantee el mercado con una oferta de bonos. La tasa de interés efectivo a que se vendan esos bonos (incluyendo seguros si se necesitan para lograr la colocación) dirá cuál es la clasificación. Ya no importa tanto lo que digan las agencias. Se trata de lo que revele el mercado.

P 5— Sólo tengo una última duda. En caso de que Puerto Rico se declare en quiebra, y al ser Puerto Rico un estado norteamericano, pese a no pertenecer a los de la Unión, ¿EE.UU. tiene la obligación de prestarle ayuda?

R 5. El gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico no está cubierto por la ley de quiebras. De hecho, tampoco lo están los estados de federación (EEUU). Esa ley federal (la de quiebras) provee protección a negocios, individuos y entidades específicamente cubiertas. Por ejemplo, una ciudad de los EEUU como Detroit, Nueva York, Stockton, si podrían acogerse a la protección. La ley de quiebras protege al deudor y en cierta medido a los acreedores.

Puerto Rico goza de autonomía fiscal. Por eso es que puede ofrecer exención triple sobre los intereses que pagan sus bono (deuda). Para reducir aun más el riesgo a los que compran nuestra deuda, la Constitución del ELA establece limites a cuánto puede tomar prestado el ELA. Además, establece un compromiso de prioridad de pagos en caso de problemas de liquidez. Por ejemplo, el servicio de la deuda (interés y principal) de los bonos de obligación general (FO´s) se pagan antes que cualquier otro compromiso. Algunos ven esa disposición como un elemento leonino en las condiciones de la deuda. No lo es. No lo es porque esa garantía permite un coste de interés sumamente bajo.

El problema que tenemos ahora es que nuestras garantías ya han perdido credibilidad en los mercados a causa de habernos excedido en tomar prestado. Además, hemos tomado prestado para financiar gastos operacionales en vez de infraestructura u otras inversiones de capital. Hemos tomado prestado para financiar déficits. Es decir, tomamos prestado para refinanciar.

En la raíz del problema están los partidos políticos. Ha sido ese elemento el que ha llevado a nuestra economía a un estado de colapso. El gobierno engulle todos los recursos y desangra al sector privado. Además, el gobierno no produce, sólo destruye.

Lo que recomiendan que Puerto Rico “reestructure” su deuda están, en realidad, clamando por un impago. Eso dispararía el coste de capital nuestro a la estratosfera. Puerto Rico no es Argentina ni debe emular la irresponsabilidad demostrada por ese país en décadas pasadas. Tendremos que morder la bala.

El gobierno federal no tiene obligación estatutaria alguna para ayudar al gobierno del ELA. No obstante, la emigración es el elemento igualador que establece el balance regional en los EEUU. Eso es lo que está haciendo nuestra población.

About Elías Gutiérrez

Profesor de la Escuela Graduada de Planificación de la Universidad de Puerto Rico desde 1966. Nació el 3 de julio de 1942 en la ciudad de Nueva York. En 1945 se traslado a Puerto Rico. En 1964 y 1965, respectivamente, obtuvo grados de Bachillerato y Maestría en Economía de la Universidad de Puerto Rico. En 1966, cursó estudios postgraduados en Planificación Económica en el Instituto de Estudios Sociales de La Haya, Holanda. Más tarde, en 1969 y 1973, respectivamente, obtuvo grados de Maestría y Doctorado en Economía y en Planificación Urbana y Regional de la Universidad de Cornell.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

2 Responses to Entrevista desde el Cono Sur

  1. Diego Sorroche Fraticelli says:

    Buen análisis.

  2. JMR says:

    El Dr. Gutiérrez da en el clavo, el “populismo” es la raíz principal de nuestros males. Los partidos politicos han utlizado el gobierno para favorecer a sus seguidores mediante prevendas, empleos y contratos. De este modo “compran” el favor y apoyo de sus militantes. Realmente lo que hemos tenido en Puerto Rico es un saqueo de fondos públicos, en vez de invertir diuchos fondos en infraestructura. Evidencia de este fenómeno es la gran cantidad de funcionarios que han sido encarcelados por actos de apropiación de fondos públicos, entre ellos un Secretario de Educación. El problema es que en ocasiones el elector no sabe separar el grano de la paja y la democracia se convierte en una “quincalla” dónde gana el candidato que más promete al electorado. Ese es el Talón de Aquiles de la democracia representativa ¿Cómo podemos terminar con ese problema sin de alguna forma afectar negativamente o limitar el sistema democrático de gobierno? Esa es la gran pregunta……..

Leave a Reply