Economía Política

 

La Teoría Equivocada

30 de agosto de 2011

  • ·        Subyacente a cada postura política encontraremos una teoría económica.
  • ·        La teoría económica que aun prevalece en las posturas políticas que dominan el discurso público en Puerto Rico no son aplicables a nuestra situación.
  • ·        La economía de Puerto Rico no se encuentra sufriendo de una mera recesión. Es un error auscultarla por medio de indicadores mensuales y trimestrales.
  • ·        Por el contrario, la economía de Puerto Rico se haya estancada desde hace mucho tiempo. La plataforma de capital productivo se ha encogido, se ha deteriorado y raya en la obsolescencia.
  • ·        La receta de estímulo a la demanda agregada por vía del gasto público no será capaz de sacar esta economía del proceso perverso de empobrecimiento en que se encuentra atrapada.
  • ·        La teoría económica que justifica la intervención del gobierno por vía del gasto se apoya en el modelo desarrollado por Keynes. (Teoría General del Empleo, el Interés y el Dinero. En inglés  General Theory of Employment, Interest and Money “, 1936)
  • ·        La teoría de Keynes tiene los siguientes elementos:
    • o   Es una explicación del comportamiento de en el corto plazo economías ya capitalizadas.
    • o   Keynes define el corto plazo como un período de tiempo tan corto como para que el stock de capital permanezca constante.
    • o   En el modelo la producción y el empleo son homogéneos. Es decir, no se distingue entre distintas etapas de la producción ni entre las distintas clases y calidades que pueden caracterizar a la fuerza laboral.
    • o   El modelo es cerrado y no incorpora los efectos del comercio exterior.
    • o   La oferta monetaria está controlada por el banco central.
    • o   Keynes supone que el gobierno tiene suficiente capacidad prestataria para financiar el déficit y si no la tuviera lo haría por vía de la oferta monetaria. Es decir, imprimiendo dinero.  
  • ·        En el mundo de Keynes el gasto público actúa como un elemento compensador. Cuando el nivel de empleo baja, el gobierno aumenta el gasto –por vía del déficit si es necesario– y por ende la demanda agregada. Esta señal se traduce en una respuesta del sector privada en el merado laboral. Se produce un aumento en el nivel de empleo y, por ende, en el ingreso. El sistema retorna a una situación estable que puede corresponder o no al pleno empleo.
  • ·        La teoría Keynesiana no atiende el problema de más largo plazo. Su foco se concentra en el corto plazo. Por eso el ahorro se interpreta, en realidad como una insuficiencia, y el consumo como una virtud.
  • ·        El modelo no atiende el cómo lograr una situación estable que eleve continuamente el nivel de empleo hasta alcanzar el pleno empleo. No lo hace porque ese es un problema de largo plazo que, por definición, requiere una expansión del stock de capital. Es decir, requiere una teoría del crecimiento económico.
  • ·        La teoría económica que justifica en el corto plazo la intervención del gobierno como complemento a la demanda agregada se convirtió en la política permanente del gobierno de Puerto Rico y en otros gobiernos a través del mundo Occidental.
  • ·        La financiación de una política permanente de estimulo a la demanda agregada proveniente del gasto del gobierno requiere un suplido creciente ahorros por vía de impuestos locales y/o externos para financiar los déficits y la deuda pública que estos acumulan. En algún momento esta política se estrella con los limites que el mercado establece a la financiación. Entonces las alternativas se tornan políticamente inviables.
  • ·        La aplicación de la receta de corto plazo para una economía cuyo problema es de largo plazo porque es pobre –insuficientemente capitalizada– mediante la transferencia de ahorros externos dirigidos crecientemente a financiar el gasto de consumo ha colocado a Puerto Rico en una encerrona de la cual salir conllevará un gran trauma.